Select Page

Alimentación saludable

Alimentación saludable

La alimentación es un aspecto importante a lo largo de toda nuestra vida, desde que nacemos hasta que morimos. De hecho, una alimentación saludable ayudará a que tengamos un adecuado desarrollo y nos mantendrá alejados de ciertas afecciones o enfermedades que suelen desarrollarse con la edad, tales como altos niveles de colesterol, hipertensión o diabetes. No obstante, el envejecimiento altera la función digestiva, por ejemplo, con una menor absorción de los nutrientes, por lo que es frecuente que se den cuadros de desnutrición. Por ello, es fundamental seguir unas pautas o recomendaciones como las que os ofrecemos a continuación, muchas de las cuales no son exclusivas para personas mayores, sino que deben estar presentes en nuestra dieta diaria, como el realizar cinco comidas al día, para alimentarnos adecuadamente. Además de esta recomendación, a continuación os dejamos algunas más:

 

¿Cómo debemos comer?

  • Despacio, a un ritmo medio y masticando bien los alimentos para que podamos digerirlos más fácilmente.  
  • Es posible que posea problemas dentales o para deglutir. En este caso, es mejor consumir los alimentos en puré o triturados. Los caldos y otro alimentos blandos también son una buena solución. En cualquier caso, sí es importante que evite otros, como el pescado con grandes espinas o la carne con nervios, que pueden provocar atragantamientos. 
  • Evitar cenas copiosas y cercanas a la hora de dormir, ya que nos dificultará el sueño. Lo mejor es realizar cenas ligeras.
  • Una alimentación saludable se compone básicamente de alimentos y no de productos (alimentos elaborados y precocinados), por lo que apuesta por los alimentos naturales, especialmente frutas y verduras.
  • El desayuno es la comida más importante del día, ya que es la que nos dará energía para la jornada. El desayuno ideal debe estar compuesto de cereales, fruta y productos lácteos.
  • Para cocinar, es mejor hacerlo con aceite de oliva o girasol que con mantequilla.
  • No abusar de las salsas excesivamente grasas, como la mayonesa o aquellas hechas a base de nata.
  • Los alimentos cocinados a la plancha, al vapor u horneados son más saludables que los fritos o rebozados.

 

 

¿Cómo deben ser los alimentos en la dieta diaria?

  • Reducir el consumo de carnes rojas y aumentar el de pescados ricos en omega 3 y omega 6, tales como el salmón.
  • El consumo de lácteos es importante para evitar problemas como la osteoporosis, pero hay que consumirlos desnatados y semidesnatados. Además, para una buena fijación del calcio es necesario también un buen aporte de vitamina D, que nos la proporcionará la exposición al sol unos 20 minutos al día. El consumo de calcio debería incrementarse en un 20%.
  • La vitamina C, presente en cítricos como las naranjas, el limón, el pomelo…, es importante además de como nutriente para ayudar a nuestro organismo a absorber el hierro de los alimentos.
  • Reducir o evitar en todo caso el consumo excesivo de sal y azúcares, especialmente en pacientes con diabetes o hipertensos.
  • Es importante consumir agua a lo largo del día, aún cuando no tengamos sensación de sed. Un consumo regular nos ayudará a no estar deshidratados y evitará el estreñimiento.
  • El calcio es uno de los nutrientes fundamentales para fortalecer los huesos, que con el envejecimiento pueden verse deteriorados. Por ello, es importante consumir lácteos con moderación y exponernos al sol.

 

En cualquier caso, si sufren otros problemas de salud que sean incompatibles con algunos de los alimentos indicados o con una determinada dieta, siga las recomendaciones de médico de familia.

Sobre el autor

Área del Mayor

OFICINA DEL MAYOR Delegación de Políticas Sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ENCUESTA

¿De qué te gustaría que existiera un taller?