Select Page

Riesgos en el hogar, ¿cómo prevenirlos?

Riesgos en el hogar, ¿cómo prevenirlos?

Nuestro hogar es aquel lugar que tenemos como residencia habitual y al que intentamos dotar de la máxima comodidad posible, por eso cada vivienda suele ser distinta. Ya sea en decoración, en dependencias, en equipamiento, entre otras cuestiones, hay diferencias entre unas y otras, pero todas ellas coinciden en estar adaptadas a nuestras necesidades.

No obstante, estas necesidades pueden ir cambiando con el tiempo o surgir nuevas, lo que llevará en muchos casos a realizar modificaciones o nuevas adaptaciones en nuestro hogar, que mantengan esa comodidad que encontramos en él.  En definitiva, todo debe estar orientado a que nuestra vivienda sea un lugar cómodo a la par que seguro, puesto que ciertas prácticas o puntos de nuestra vivienda pueden suponer un importante riesgo con lo que hay que extremar la precaución, especialmente cuando llegamos a la tercera edad. Y es que aspectos tales como la reducción de la movilidad y los reflejos, la medicación que toman algunos pacientes, la posible pérdida auditiva o visual, entre otros cambios que se pueden experimentar a esta edad, pueden contribuir a sufrir posibles accidentes en el hogar. Además, son aspectos que tenemos que tener presentes para realizar adaptaciones en la vivienda que reduzcan estos riesgos.

Por ello, a continuación, explicaremos algunas de las lesiones más habituales que podemos sufrir en las distintas dependencias del hogar, así como medidas para poder evitarlas.

Baño

Las lesiones más comunes que se sufren en el baño, independientemente de la edad, son fracturas por resbalones en la bañera o al salir de ésta o de la ducha. Por eso, te dejamos las siguiente recomendaciones:

  • Si es posible, sustituir la bañera por una ducha, ya que es más fácil entrar y salir de ésta.  Además, en una ducha podemos tener espacio suficiente para colocar una banqueta que se adhiere al suelo con ventosas para evitar estar de pie.
  • Podemos colocar agarraderas, tanto en la bañera o ducha como en el inodoro, que nos pueden ayudar a incorporarnos o a salir y entrar.
  • Colocar alfombrillas antideslizantes al salir de la ducha.
  • Evitar los aparatos eléctricos en el baño, sobre todo si pueden entrar en contacto con el agua, así como cubrirlos. Por ello, es recomendable calentar el baño previamente, antes de tomar una ducha.
  • Desnudarse preferiblemente sentados antes de tomar una ducha, ya que pueden surgir mareos o tropiezos, que evitaremos estando sentados.
  • Tengan ventilado el baño durante la ducha para evitar la formación de vaho, que resta visibilidad y puede generar mareos.

 

Cocina

De todos los rincones del hogar, quizás el que más riesgos comporta es la cocina. Utensilios cortantes, fuego, gas y cristal son algunos de los materiales que allí encontramos que pueden provocar desde cortes a quemaduras o fracturas. Por ello, hay que extremar la precaución. Te recomendamos que sigas estos consejos:

  • El microondas es una buena opción para evitar calentar algunos alimentos y líquidos en los fogones, pero no hay que olvidar que los recipientes toman bastante temperatura, así que ¡cuidado al extraerlos! Además, recuerden que no pueden introducir materiales metálicos.
  • No ausentarnos demasiado tiempo de la cocina si estamos haciendo uso de los fogones, ya que puede que se nos olvide y acabemos quemando lo que estamos cocinando. Además, productos como el aceite caliente pueden dar lugar a incendios.
  • Es recomendable colocar las asas y mangos de ollas, sartenes o cazos sin que sobresalgan de los fogones, por eso utiliza habitualmente los fogones del fondo.
  • Especial cuidado con los cuchillos afilados u objetos punzantes, que pueden provocar cortes o con electrodomésticos como las batidoras. Con estos últimos, debemos asegurarnos de que los hemos desenchufado antes de manipular la turbina.
  • El horno es otro de los puntos de calor en la cocina, por lo que no deben abrirlo en funcionamiento sin usar guantes. Del mismo modo, tengan cuidado al abrir las puertas, porque desprende un potente calor, así como con las resistencias inferiores y superiores.
  • Tenga cuidado al manipular ollas o sartenes para apartarlos del fuego. Si usa trapos de cocina, evite que sean de materiales acrílicos.
  • Friegue con guantes, ya que pueden evitar cortes con cuchillos u objetos de cristal rotos o astillados.
  • Compruebe y cierre la llave del gas antes de ir a dormir y cuando salga de casa.
  • Tengan cuidado con determinados productos de limpieza que pueden emitir gases, ya que pueden intoxicarse. Ventilen la estancia para usar estos productos.

 

Dormitorio

El dormitorio no suele tener riesgo en sí mismo, pero al ser una habitación destinada al sueño, podemos tener tropiezos o mareos al levantarnos. Por eso, es recomendable seguir estos consejos:

  • Tenga cercana a la cama una luz y enciéndala antes de levantarse.
  • Ilumine el trayecto hasta el baño con una luz tenue, que no le impida el sueño pero le facilite la visión de noche.
  • Despeje su dormitorio de muebles u objetos que le dificulten desenvolverse por él o que puedan provocar tropiezos.
  • Tenga siempre el calzado a los pies de la cama para levantarse y evite hacerlo calzado solo con calcetines o medias ya que pueden resbalar por su poca adherencia al suelo.
  • Revise periódicamente su colchón y  si es adecuada la altura de la cama.

 

Salón

Es una de las estancias en la que más tiempo pasamos y donde suele estar concentrado más el confort que buscamos en nuestro hogar, que suele estar relacionado con estar en una habitación acogedora. En épocas frías, esta es la estancia en la que solemos tener estufas y fuentes de calor, pero hay que tener cuidado con ellas y seguir estos consejos:

  • Evite las estufas eléctricas bajo la camilla. Es más recomendable el uso de radiadores.
  • Fije las estanterías en la pared para evitar que puedan caer.

 

Escaleras

Las escaleras es una de las barreras que normalmente se quieren evitar con la edad, porque conllevan esfuerzo para subirlas y podemos tener algún que otro accidente en ellas por traspiés, o cualquier otro motivo. No obstante, si no podemos evitarlas, estos son algunos consejos que deben tener en cuenta:

  • Hagan uso de ellas siempre recurriendo al pasamanos.
  • Utilicen suelos antideslizantes y escalones amplios.
  • Coloquen una llave de la luz al principio y final de la escalera de modo que cuenten con iluminación tanto a la subida como a la bajada.
  • No coloquen alfombrillas al final de la escalera. Pueden resbalar.

 

Otras recomendaciones de interés

Más allá de las estancias, hay recomendaciones que se deben seguir en general en el hogar para evitar algunos de los accidentes que venimos indicándoles, tales como:

  • Evitar suelos resbaladizos o encerados, especialmente en aquellas estancias en las que puede derramarse agua, como son el baño o la cocina.
  • Si fuma, evite hacerlo en la cama, ya que puede quedarse dormido y prender el colchón. Además, cuente con ceniceros hondos y con agua.
  • Si viven solos, tengan un teléfono cercano, sobre todo en el salón y en su dormitorio para poder contactar con sus familiares o asistentes en caso necesario.
  • Adapte su vivienda a sus necesidades para poder disfrutar de su senectud adecuadamente en su hogar.

 

En cualquier caso, son ustedes mismos los que deben valorar qué necesidades o cambios son necesarios en sus hogares, ya que no todos tenemos las mismas limitaciones. En este sentido, el área de Mayor del Ayuntamiento de Utrera está a su disposición para ayudarles y resolverles dudas o asesorarles en materia de ayudas y subvenciones al respecto.

 

Sobre el autor

Área del Mayor

OFICINA DEL MAYOR Delegación de Políticas Sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ENCUESTA

¿De qué te gustaría que existiera un taller?

Comentarios recientes